Ladrón De Versos

Adiós!

Adiós, Elena de mis entrañas y de mi corazón, 

a vivo fuego vives ardiendo en mi interior, 

como una llama que duele exasperada por saborear 

de nuevo las mieles de tu dulce y amargo amor. 

Adiós.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: